Tijuana Eventos

Dom04232017

Última actualización09:43:22

La película pos-moderna de la semana: El maestro del dinero Correo electrónico
Escrito por Isabel Delgadillo, Lunes 04 de Julio de 2016 19:00   

El Maestro del dinero - Película

De todas las opciones en cartelera, que no son tantas, deseaba ver esta. Su nombre es atractivo, sórdido y oscuro. No me estoy refiriendo a la traducción en español, que es demasiado sosa y aburrida, me refiero al título anglosajón. Ese que a primera vista promete una buena película. Ya saben, de esas en donde te olvidas de las palomitas, y piensas que dicha experiencia audiovisual vale más de lo que pagaste por entrar a ver la función. No dejé de comer, pero valió la pena.

El filme cuenta la historia de Lee gates (George Clooney), un analista de finanzas, cuyo popular programa lo convirtió en una especie de mesías de Wall Street. Un buen día, a este gurú de traje costoso, se le ocurre aconsejar a sus televidentes que inviertan en IBIS, una empresa de tecnología que de manera misteriosa se derrumba en la bolsa. Esto desata la ira de Kyle Bubwell (Jack O'Connell), que por esa mala inversión pierde los ahorros de su familia. Esa es la razón por la que decide mantener como rehenes al presentador, a su productora Patty Fenn (Julia Roberts) y a todo su equipo, en vivo y en directo, hasta encontrar la verdad detrás de esa supuesta caída en la bolsa. Mientras tanto, Fenn y Gates, hacen todo lo posible por mantenerse con vida.

Antes de conocer el argumento del filme, sentía más curiosidad por saber si George Clooney  y Julia Roberts iban a sorprenderme con su simpatía actoral, o si sólo iba a ser un intento fallido por continuar en el gusto del público. Afortunadamente, sucedió lo primero. Verlos en escena, era como estar en una reunión de amigos. La química saltaba de la pantalla. La bella Jodie Foster, los había dirigido muy bien. No era para menos. Es lo mínimo que se puede esperar, cuando tu directora es dos veces ganadora del Oscar por mejor actriz.

Que ella fuera la directora, aumentaba mi excitación. Desde su debut en 1991 con “Little man Tate”, no había vuelto a dirigir. Y ya que su opera prima es una historia muy bien contada, yo esperaba dejar mis uñas clavadas en el asiento por la tensión de ver a George Clooney con un chaleco cargado de bombas y un arma sobre él todo el tiempo. Eso no sucedió. Ese no era el punto relevante. No era la acción, era la reflexión.

Money monster” es un nombre acertado, para un filme en donde uno de los principales puntos de la trama son la corrupción en Wall Street y el maremágnum de problemas sociales que esto trae consigo. Un título satírico que representa a esos medios de comunicación que, día con día, transmiten una verdad a medias a la sociedad apática de la cual formamos parte. Una sociedad que no alcanza a cuestionarse la época de la que forma parte, pues todo es esporádico y todos tienen sus cinco minutos de fama, como predijo Andy Warhol. Lo único importante, es que tan práctico y entretenido es el momento. No es el contenido, sino como se tergiversa para generar likes, Trendy tropics y millones de vistas que generen un montón de dinero a unos pocos. He ahí los síntomas de la posmodernidad. En palabras de la directora:” Y lo más irónico de todo esto, es que somos cómplices y responsables de haber creado un sistema injusto”. Tiene razón. Somos cómplices. Y como buenos cómplices se que darán like, comentarán, etiquetarán y quizás hasta compartirán.

 

 

 


Share:Facebook!

 
Enterate sobre los anuncios de TjEventos