Tijuana Eventos

Mar10162018

Última actualización08:47:09

Reseña de “Jazmín Azul” Correo electrónico
Escrito por Katy García, Sábado 04 de Enero de 2014 20:18   

Llegó por fin a las pantallas de Cinépolis este filme escrito y dirigido por Woody Allen. “Jazmín Azul” cuenta como protagonista a Cate Blanchett en el papel de Jazmín, una mujer de la alta sociedad neoyorkina que sufre un colapso nervioso al enterarse de las infidelidades de su marido Hal, papel personificado por Alec Baldwin. Todo esto empuja a Jazmín a irse a vivir con su hermana Ginger en San Francisco, una decisión que tomó sin pensar en las consecuencias.

La historia tiene el toque característico de Woody Allen: una película llena de diálogos, con personajes femeninos muy particulares, y sobre todo un elenco encarnado por actores de primera categoría (A-list).

Los 98 minutos que dura el filme están cargados con los altibajos de la vida de Jazmín, y con los problemas emocionales y de negación que tiene que enfrentar al tener que vivir la humillación causada por las infidelidades de su esposo.

Al verse sin nada, más que el apoyo de su hermana, Jazmín decide seguir adelante con su vida; pero aun así, todo le parece menos, cualquier trabajo y amistad.

Cate Blanchett ofrece una extraordinaria actuación – me transmite su  desesperación por querer seguir teniendo todo lo que tuvo alguna vez, al igual que su depresión por no tenerlo.

Este film logra mostrarnos cómo una persona puede llegar a un punto conveniente de negación y tratar de vivir en la realidad solo por momentos, sin olvidar el pasado; todo por querer una vida de lujos y sin batallar, y pensando que solo ellos importan en el mundo olvidándose de las personas a su alrededor e incluso de la familia.

Esta es la primera ocasión en la que las protagonistas de esta interpretan papeles norteamericanos, siendo extranjeras: Cate Blanchett es australiana y Sally Hawkins británica.



 

 

Llegó por fin a las pantallas de Cinepolis este filme escrito y dirigido por Woody Allen. “Jazmín Azul” cuenta como protagonista a Cate Blanchett en el papel de Jazmín, una mujer de la alta sociedad neoyorkina que sufre un colapso nervioso al enterarse de las infidelidades de su marido Hal, papel personificado por Alec Baldwin. Todo esto empuja a Jazmín a irse a vivir con su hermana Ginger en San Francisco, una decisión que tomó sin pensar en las consecuencias.

La historia tiene el toque característico de Woody Allen: una película llena de diálogos, con personajes femeninos muy particulares, y sobre todo un elenco encarnado por actores de primera categoría (A-list).

Los 98 minutos que dura el filme están cargados con los altibajos de la vida de Jazmín, y con los problemas emocionales y de negación que tiene que enfrentar al tener que vivir la humillación causada por las infidelidades de su esposo.

Al verse sin nada, más que el apoyo de su hermana, Jazmín decide seguir adelante con su vida; pero aun así, todo le parece menos, cualquier trabajo y amistad.

Cate Blanchett ofrece una extraordinaria actuación – me transmite su desesperación por querer seguir teniendo todo lo que tuvo alguna vez, al igual que su depresión por no tenerlo.

Este film logra mostrarnos cómo una persona puede llegar a un punto conveniente de negación y tratar de vivir en la realidad solo por momentos, sin olvidar el pasado; todo por querer una vida de lujos y sin batallar, y pensando que solo ellos importan en el mundo olvidándose de las personas a su alrededor e incluso de la familia.

Esta es la primera ocasión en la que las protagonistas de esta interpretan papeles norteamericanos, siendo extranjeras: Cate Blanchett es australiana y Sally Hawkins británica.

Normal 0 21 false false false EN-US JA X-NONE

Llegó por fin a las pantallas de Cinepolis este filme escrito y dirigido por Woody Allen. “Jazmín Azul” cuenta como protagonista a Cate Blanchett en el papel de Jazmín, una mujer de la alta sociedad neoyorkina que sufre un colapso nervioso al enterarse de las infidelidades de su marido Hal, papel personificado por Alec Baldwin. Todo esto empuja a Jazmín a irse a vivir con su hermana Ginger en San Francisco, una decisión que tomó sin pensar en las consecuencias.

 

La historia tiene el toque característico de Woody Allen: una película llena de diálogos, con personajes femeninos muy particulares, y sobre todo un elenco encarnado por actores de primera categoría (A-list).

 

Los 98 minutos que dura el filme están cargados con los altibajos de la vida de Jazmín, y con los problemas emocionales y de negación que tiene que enfrentar al tener que vivir la humillación causada por las infidelidades de su esposo.

 

Al verse sin nada, más que el apoyo de su hermana, Jazmín decide seguir adelante con su vida; pero aun así, todo le parece menos, cualquier trabajo y amistad.

 

Cate Blanchett ofrece una extraordinaria actuación – me transmite su  desesperación por querer seguir teniendo todo lo que tuvo alguna vez, al igual que su depresión por no tenerlo.

 

Este film logra mostrarnos cómo una persona puede llegar a un punto conveniente de negación y tratar de vivir en la realidad solo por momentos, sin olvidar el pasado; todo por querer una vida de lujos y sin batallar, y pensando que solo ellos importan en el mundo olvidándose de las personas a su alrededor e incluso de la familia.

 

Esta es la primera ocasión en la que las protagonistas de esta interpretan papeles norteamericanos, siendo extranjeras: Cate Blanchett es australiana y Sally Hawkins británica.

Llegó por fin a las pantallas de Cinepolis este filme escrito y dirigido por Woody Allen. “Jazmín Azul” cuenta como protagonista a Cate Blanchett en el papel de Jazmín, una mujer de la alta sociedad neoyorkina que sufre un colapso nervioso al enterarse de las infidelidades de su marido Hal, papel personificado por Alec Baldwin. Todo esto empuja a Jazmín a irse a vivir con su hermana Ginger en San Francisco, una decisión que tomó sin pensar en las consecuencias.

 

La historia tiene el toque característico de Woody Allen: una película llena de diálogos, con personajes femeninos muy particulares, y sobre todo un elenco encarnado por actores de primera categoría (A-list).

 

Los 98 minutos que dura el filme están cargados con los altibajos de la vida de Jazmín, y con los problemas emocionales y de negación que tiene que enfrentar al tener que vivir la humillación causada por las infidelidades de su esposo.

 

Al verse sin nada, más que el apoyo de su hermana, Jazmín decide seguir adelante con su vida; pero aun así, todo le parece menos, cualquier trabajo y amistad.

 

Cate Blanchett ofrece una extraordinaria actuación – me transmite su  desesperación por querer seguir teniendo todo lo que tuvo alguna vez, al igual que su depresión por no tenerlo.

 

Este film logra mostrarnos cómo una persona puede llegar a un punto conveniente de negación y tratar de vivir en la realidad solo por momentos, sin olvidar el pasado; todo por querer una vida de lujos y sin batallar, y pensando que solo ellos importan en el mundo olvidándose de las personas a su alrededor e incluso de la familia.

 

Esta es la primera ocasión en la que las protagonistas de esta interpretan papeles norteamericanos, siendo extranjeras: Cate Blanchett es australiana y Sally Hawkins británica.


Share:Facebook!

Última actualización el Sábado 04 de Enero de 2014 20:31
 
Enterate sobre los anuncios de TjEventos