Tijuana Eventos

Vie01192018

Última actualización06:49:56

Bosé: nuestro amante y bandido Correo electrónico
Escrito por Laura Rodríguez, Miércoles 21 de Mayo de 2014 22:45   

16 de mayo 2014. Había sido un día caluroso en Tijuana y la brisa del mar templaba por fin la tarde. El tráfico para entrar a Playas era un poco más intenso de lo normal para un viernes a las 7:30 p.m. y se detenía frente a la Plaza Monumental.  Bosé ha marcado a generaciones, y esto se notaba desde las filas en la entrada, personas que van desde los 18 a 60 años (y tal vez un poquito más) avanzaban en las distintas localidades para ocupar sus lugares. Este es uno de esos pocos conciertos en los que bien puedes llevarte a tu mamá y a tu abuelita o ir con amigos y puedes disfrutarlo. Adentro, un sinfín de carpas con botanas, bebidas, servicios, hasta un stand para tomarte una foto “photoshopeada” con Papito Bosé, inundaban el lugar con su música y ofertas.

Caminamos un poco buscando nuestros lugares, que localizamos de inmediato, ya que una buena organización hacia todo más fluido. Vemos que nos toca barrera, hoy no veremos la acción tan de cerca, pero la veremos muy cómodamente. Ya la plaza está en un 70% ocupada y la gente sigue llegando, mientras el vinito, la cerveza, la fruta picada pasan de un lado a otro en bandejas portadas por vendedores que se tropiezan con todo y con todos. Abajo en el área VIP, que aun luce algo vacía, un locutor entrevista a las personas.

El tiempo transcurre y paulatinamente la Monumental se ve más llena. Las 9:13 p.m, ha pasado menos de una hora desde que nos acomodamos y la música de fondo se apaga junto con las luces, todo empieza puntual. La gente grita y se enciende una pantalla roja que nos deja ver a Bosé de cabello algo largo, barba y vestido todo de negro, con pantalón, una túnica y un saco, sus 5 músicos y sus tres coristas lo acompañan sobre el escenario. La música ya ha dado inicio y  con una coreografía que parece ser un desfile entre Miguel y sus coristas “Mirarte” es la primera canción de la noche. De pronto se escucha “Hay alguien allá afuera… son ellos, míralos”, y “Duende” pone “paraos” y a cantar a todos.  Justo después “Nena” nos pone a bailar. Al terminar, Bosé da la bienvenida a todos diciendo: “Buenas noches Tijuana y los que vengáis de otras partes, buenas noches también. ¡Bienvenidos a todos y a todas! Este concierto lo vamos a gozar, porque ya eran años que no nos veíamos, gracias por estar aquí, porque hoy vamos a celebrar algo que nos pertenece a todos nosotros, que son nada más y nada menos que 39 años de música. Gracias por vuestra lealtad, sin vuestro apoyo no estaríamos aquí haciendo lo que más nos gusta que es la música. Esta es una noche llena de magia y de recuerdos sobre todo. ¿Tijuana estáis lista? Abre bien tus ojos, abre bien tus oídos, abre bien tu corazón, abre bien tus piernas, ¡lo que quieras!, ¡Porque vamos a entrar!” Ante tal invitación y bienvenida, no nos queda más que sonreír y decir: “Challenge accepted!” y  abrir bien nuestros ojos, oídos, corazones y lo demás que cada uno quiso abrir por voluntad propia.

Inmediatamente después la música de “Aire soy” comienza a sonar y el público la canta a todo pulmón.  “Sol Forastero” le sigue para ser coreada. Al término Bosé nos dice que la siguiente canción habla de algo, que hasta la fecha,  él no le encuentra ningún sentido: La guerra, que si bien es un negocio, sigue sin tener razón. Y nos dice que “es la carta de un hijo a sus padres, que sabe que va a morir aunque aún no sabe por qué” y “Partisano” comienza a escucharse. Justo después, las notas de “Olvídame tú” suenan y emocionan a todos los que decidimos abrir bien los corazones. Cambiando el ritmo “Gulliver” viene con toda su intensidad a nuestros oídos, cantando “Y grito herido ¡No! Un no que cae en mil pedazos, Un no que cae en el olvido” Miguel se desprende de su saco aventándolo hacia atrás al terminar la canción.

Sobre el escenario el staff se mueve rápido colocando un banco en media luna, en el que los dos guitarristas,  3 coristas y Bosé, se acomodan. Miguel dice “Hagamos un ejercicio, hagamos un viaje en el tiempo, desde el primer día. La música tiene esta forma tan mágica de atraparlo todo: olores, lugares, palabras, emociones, recuerdos, todos pueden quedar dentro de una canción y desatarse de nuevo al escucharla en otro momento. Así que hagamos este viaje juntos” Víctima de nuestro clima de las 4 estaciones en un día, llama a alguien que le traiga el saco y empieza a ponérselo “Hoy en la tarde tenía tanto calor que me he confiado”. Una melodía en la guitarra comienza a sonar y nuestra primera parada en este viaje tiempo atrás es “Te diré”. “Morir de amor” nos lleva por el tiempo.  “Don diablo” sigue con el viaje con sus picaras estrofas. “Creo en ti” nos rinde ante la nostalgia y “Amiga” nos pone a cantar, al terminar ésta Miguel sólo dice “Y durante todo, llegó ella…” y “Linda” sigue con la velada. “Puede que” cierra el viaje a los 70’s/80’s.

El banco es retirado y justo “Sevilla” comienza, seguida de “Bambú” que pone a todos a bailar. Esta noche Miguel nos comparte muchas cosas, nos habla del mundo, de cómo es que hay gente forzada a dejarlo todo y marcharse de su hogar y nos dice que la siguiente canción habla de eso y “de lo mal que sabemos ejercer el músculo de la solidaridad”, esta canción no habla de “nada especial, nada particular”, y “Nada Particular” comienza a sonar uniendo a todos en coro,  al terminar  las luces se apagan y se escucha un “¡buenas noches!”. Los músicos dejan el escenario, se escucha un grito generalizado de “¡Nooooo!”. Un par de minutos después los músicos regresan, se encienden las luces y las guitarras de “Morena mía” traen a Bosé de nuevo al escenario quién es recibido por gritos y aplausos.  “Hacer por hacer” sigue con el mood up beat, seguidos de “Como un lobo”, al terminar se despide, lleva a su banda al frente y agradecen, la gente se pone de pie, grita y aplaude, se vuelven a apagar las luces y salen del escenario. Mientras pienso “No, no se puede ir sin cantarnos ‘Si tú no vuelves’”, toda la Plaza corea “otra, otra”, el tiempo pasa y las luces siguen apagadas, se ve que a oscuras los músicos regresan, los gritos son más intensos, se encienden las luces y como si alguien me hubiera leído la mente, los violines en el sintetizador dan inicio y “Si tú no vuelves” comienza, la plaza se levanta en una voz para cantarla.  “Estuve a punto de” cambia el ambiente “corta venas” para llevarnos a la tan esperada “Amante Bandido” que emocionó a todos, incluido Bosé, que de puro gusto y ya con la viada le plantó un beso a media canción a uno de sus guitarristas, dejando a todos con la boca abierta.

Mientras la música sigue, aprovecha para presentar a su banda y a todo su equipo, para finalizar agradeciéndonos la noche y cantando al ritmo “Tijuana, siempre estaremos aquí, nunca los dejaremos” y tras el grito “¡Hasta siempre Tijuana!” reúne a sus músicos y coristas de nuevo haciendo una reverencia y agradeciendo los aplausos y gritos que se prolongan hasta convertirse en una súplica de “otra, otra”. Miguel voltea a ver a sus músicos y asiente con la cabeza, todos regresan a sus lugares y nos dice: “Tijuana te quiero, gracias por habernos abierto los oídos, sus corazones, esta canción representa lo que México es para mí…” y “Te amaré” es la elegida, la gente aplaude, grita, canta. Finalmente vuelve al frente del escenario con toda su banda para repetir la reverencia, los aplausos de pie y la emoción de las personas se escucha y se siente, el coro de “otra, otra” vuelve a escucharse, uno diría “¡Naa! No va a complacernos de nuevo ¿o sí?” después de un minuto de ver que sigue en el escenario, yo ya estoy eligiendo mentalmente alguna otra rola que falta. Bosé sonríe y dice: “¡Ay Tijuana!, ¡Ay Tijuana! Esta canción es una de mis perlas favoritas, habla de algo muy difícil de decir y muy difícil de aprender a escuchar también, absolutamente todo lo que hacemos, lo hacemos por alguien, esta canción es ‘Por ti’ … “ “Por ti” es el regalo para cerrar, al término lo vemos despedirse sin prisas por 5ta ocasión en la noche, nosotros no podemos estar más agradecidos y satisfechos. Bosé nos ha entregado una noche increíble, nos ha hecho sentir amados y nos ha robado nuestra admiración y nuestros corazones. ¡Hasta siempre a nuestro Amante Bandido!


Share:Facebook!

Última actualización el Miércoles 21 de Mayo de 2014 22:46
 
Enterate sobre los anuncios de TjEventos