Tijuana Eventos

Mar09182018

Última actualización08:47:09

División Minúscula: un viaje al pasado y al presente Correo electrónico
Escrito por Fernanda Morán, Lunes 14 de Julio de 2014 21:14   

2008 fue la última vez que Tijuana tuvo la fortuna de tener a los División Minúscula tocando para nosotros.

Este sábado 12 julio el Black Box viajó por casi 2 horas al ritmo de muchos de los éxitos que esta agrupación ha navegado a lo largo de su travesía.

Nos subimos al barco a las 11 p.m. y al comienzo de “Voces” Javier Blake tomó el timón, avanzamos con “S.E.D”, y las cosas se tornaron bastante prometedoras en la interpretación de “S.O.S”; todo marchaba bien. No paso mucho tiempo para que los presentes lográramos sumergirnos entre las canciones, y que la brisa de la noche refrescara nuestro calor y saciara nuestros instintos musicales.

“Extrañando Casa” fue la siguiente y fue justo ahí cuando los fans de antaño entramos a un estado de calma, en donde disfrutamos del oleaje y nos dejamos llevar por completo; el recorrido continuó  hasta llevarnos a “Humanos como Tú”, en la que sin duda a muchos revolcó y una mezcla de sensaciones invadieron ese preciso instante. A quién no le gustaría que le dedicaran: “De todos los caminos por seguir, sabes yo te escojo a ti”, sin duda un tramo clímax en donde avanzamos a toda velocidad.

Ya empapados de la emoción, del sudor y de la adrenalina, la cosa se puso aún mejor con “Sognare”, una de las más coreadas por todos los viajeros, y así con esa intensidad a babor “Tan fuerte, Tan frágil”, nos subió y nos bajó al compás de sus matices.

“Diamantina” y “Control” sonaron y este camino lleno de buen oleaje cada vez se ponía mejor, siguió el turno de “Préstame Tu Piel” y las cosas se calmaron, no nos quedó más que mirar a nuestro alrededor y perdernos en la inmensidad del océano sensorial y de las ondas tan armoniosas que ese preciso momento nos regalaba.

El camino seguía su curso y ahí justo en “Altamar” fue cuando otra explosión de marejadas nos llevaron hasta “Simple”, seguida de “Cursi”, dando como resultado uno de los ratos más agradables de todo el trayecto.

Toda iba viento en popa y “Las Luces de Esta Ciudad” iluminaron el recinto, nada como las luces de nuestra querida Tijuana, ¿a poco no? a la que Javier le dedicó unas bonitas palabras y en donde también aprovechó para agradecer a sus amigos por su presencia.

Llegamos a nuestro destino final con “Sismo”, aún con energía, satisfechos.  El paseo fue increíble, la espera para que estos tripulantes de la mar volvieran a nuestro territorio fue larga, pero todo valió la pena por este concierto, que en lo personal removió muchas historias y que a la vez fue una experiencia emocionante y digna de recordar.

No se tarden tanto en volver, aquí los locales los esperaremos con los brazos abiertos para emprender otra aventura de su mano.

"Aquí alguien los extraña y cuenta las horas, pero nada cuenta si ustedes no están..."



Share:Facebook!

Última actualización el Lunes 14 de Julio de 2014 22:28
 
Enterate sobre los anuncios de TjEventos