Tijuana Eventos

Mar04242018

Última actualización09:38:55

EL TIEMPO ES SABIO, EL ROCK TODO LO CURA Y ANTES DE QUE LOS OLVIDEMOS CAIFANES VUELVE A TIJUANA... Correo electrónico
Escrito por Laura Rodríguez, Domingo 24 de Junio de 2012 21:39   

Concierto Caifanes en el Estadio Caliente Tijuana 2012Sábado 16 de Junio, Estadio Caliente.- ¡18 Años! uno pensaría que no ha pasado tanto y ahora todo tiene lógica, ¡claro! ¡¡si no han venido en 18 años a Tijuana!! pues por eso este es mi primer concierto de Caifanes, fiuuuf ya me estaba sintiendo rara, bueno tal vez no tenga perdón por no asistir a uno de Jaguares en todo este tiempo, sin embargo, no es lo mismo. Generaciones marcadas por estos grandes del rock mexicano ¡y las que faltan! Caifanes es parte trascendental de la historia del rock en nuestro país y no serán olvidados.

Mis padres los escuchaban, yo era muy peque cuando "La Negra Tomasa " sonaba sin parar, y cuando por fin tuve edad para asistir a un concierto, Caifanes ya no existía, se disolvía entre un revuelo de dimes y diretes en medio de una relación desgastada entre Saúl y Marcovich, pero eso ya es historia vieja y 16 años después al fin deciden estar juntos nuevamente.


Estaba realmente emocionada, me había decepcionado bastante no haber podido ir a Mexicali el año pasado, pero finalmente los escucharía en vivo. Llegué a las 9:00 pm y las filas eran enormes, agradecí no tener que formarme en ninguna. Adentro, el estadio se llenaba lentamente, la gente no dejaba de entrar, cerca de los accesos la explanada estaba llena ya con puestos de comida, cerveza y mercancía con el logo de la banda, camisas, calcas, pulseras, pins, etc. Una vez adentro, nos llevaron al nivel de cancha, ahí estaba el espacio reservado para medios, que era una celdita con sillas en medio del estadio, nos prometieron llevarnos al frente a las 10:20 pm, hora en la que se tenía programado el inicio del concierto. Los fans parecían ansiosos, imagino que muchos de ellos se encontraban en las mismas circunstancias que yo, algunos otros, demasiado jóvenes para haberlo vivido, solo tendrían los discos, las imágenes de Caifanes y la presencia de Jaguares para haberse enamorado de la música y el misticismo de la banda, y ahí estaban, emocionados, esperando y claro echándose una chela para acortar el tiempo.

Llegó la hora pactada pero nadie vino a buscarnos, el estadio aun no se llenaba y la gente seguía fluyendo por las localidades. Una hora mas tarde llegan por nosotros y nos acercan al pie del escenario, habrá que tomar fotos como locos pues sólo nos darán 3 canciones para estar al frente, me preparo, a la orilla del escenario están un par de monitores, una pantalla, un micrófono y un letrero luminoso con letras azules que dice SAÚL HERNÁNDEZ, como si hiciera falta anunciarlo. Después de varios intentos, luchando contra mi estatura y la altura del escenario, logré tomar una foto al monitor electrónico, que es el que le sopla las letras de las canciones a Saúl, y acabo con el misterio, spoiler alert: "Viento" es la rola con la que abrirán, sin embargo, mi curiosidad está ya safisfecha y eso se siente bien.

Unos 15 minutos después, Saúl, Alejandro, Alfonso, Diego y Sabo entran al escenario, la gente grita emocionada. Los acordes de "Viento" comienzan a sonar y todos empezamos a cantar "préstame tu peine y peiname el alma…", mientras observo a cada uno a través de mi lente, no dejo de pensar en cómo ha pasado el tiempo. Cuando llego a la batería y veo a Alfonso André quedo impresionada...¡está igualito!, pareciera que goza del mismo trato que Dorian Grey, Saúl por su parte no ha cambiado tanto, esta noche viste unos jeans y una chamarra de piel negra, su cabello largo cae sobre su cara mientras toca la guitarra y da paso a la siguiente canción "Para que no digas que no pienso en ti", después de la cual nos da las buenas noches y se disculpa por la tardanza, pues todo se debió a que aun había gente afuera y decidieron esperar, "Si ya esperamos 18 años, que tanto son un par de horas, gracias por la paciencia". Una vez dicho esto Alejandro Marcovich comenzó con la guitarra para continuar con una clásica: "Miedo",  todos los presentes cantaban a todo pulmón. Esta fue nuestra última canción cerca del escenario,  al terminar, Saúl se pone en una rodilla y extiende los brazos en agradecimiento por la emoción del público, están felices de volver a Tijuana, estamos felices de que estén aquí, todos juntos.

Las tres canciones concluyen y seguridad nos acompaña amablemente pero a fuercitas a la salida, algunos tratamos de tomar una foto mas pero ya es imposible, es hora de salir del estadio y sacar las cámaras, de fondo escucho como da inicio " Nubes", y reniego de perderme esa rola, ni hablar, gajes del oficio. Apenas había iniciado la noche, los recuerdos que acompañaban a cada canción son inevitables,  "Aquí no es así" se escucha a lo lejos mientras trato de hacer tiempo récord y regresar al concierto para no perderme otra canción.

Entre cada rola Saúl exhortaba a todos a despertar, a ser guerreros de nuestros propios sueños, verlos en el escenario se agradecía, realmente entregados en cada una de las canciones, de pronto Alfonso toma un d´jembe y Diego unas congas, la guitarra comienza con una melodía tan suave como la voz casi susurrante de Saúl que dice "Ayer me dijo un ave que volara, por donde no hay ardor…", la gente grita y se une a su voz. Cientos de gargantas no paran esta noche, no hay canción en la que no los acompañemos, "Antes de que nos olviden", " Perdí mi ojo de venado", " Los Dioses ocultos" y " Piedra", todas coreadas por Tijuana. Y Caifanes nos hace el cumplido mas espléndido de todos, nos dicen, acá entre nos y confianza, que Tijuana es el público mas chido, el mas entregado, cosa que desde luego sabemos, pero agradecemos con humildad y modestia, jajaja, rematándolo con la siguiente frase " Tijuana es un tatuaje en el alma para Caifanes" Saúl se roba la noche con esto y comienza a presentar a cada uno empezando por Marcovich quien comienza a tocar un solo de "Cielito Lindo", Alfonso es el segundo, todos le piden un solo y nos complace de inmediato, banderas mexicanas con el logo de Caifanes que los fans les hacen llegar al escenario son portadas por Saúl y Diego, quien es el tercero en aventarse un solo en el sax. Después le sigue Sabo Romo quien elige otro bolero, "Sabor a mí", para su solo, al finalizar Sabo presenta a Saúl, están por despedirse Sabo agradece a todos la noche y despidiéndose nos dice "Nos vamos juntos" que es la canción elegida para cerrar. Se apagan las luces, salen del escenario, mientras un coro de voces grita la ya típica suplica "otra, otra". No nos hacen esperar mas, regresan y "Mátenme porque me muero" empieza a escucharse. Y claro, nadie deja ir a Caifanes sin oirlos tocar y cantar "No dejes que", "La célula que explota", "Afuera" y "La negra Tomasa" que todos acaban bailando. Al terminar los cinco se reúnen en un abrazo en el escenario, despidiéndose ahora sí de Tijuana, recibiendo los aplausos y los gritos de un público agradecido por tan excelente noche.

Todos se retiran menos Alfonso que se queda firmando por unos minutos banderas y discos, playeras y cuanta cosa le hacen llegar los fans, un gesto apreciado enormemente por la gente que tiene la oportunidad de acercarse. La noche esta completa, si acaso confieso que me hizo falta escuchar "Quisiera ser alcohol", pero la sensación final no es otra que la mas pura satisfacción de una noche en la que todos vibramos llenos de energía, de nostalgia, de magia y de buena música, ¡por fin Caifanes está de regreso y siguen haciendo historia!.

 

 

Fotos: Ser Armenta (@ser_iulian)


Share:Facebook!

Última actualización el Lunes 25 de Junio de 2012 09:32
 
Enterate sobre los anuncios de TjEventos