Tijuana Eventos

Mié12122018

Última actualización08:47:09

Emmanuel, como toda la vida, repartiendo notas dulces al oído… Correo electrónico
Escrito por Laura Rodríguez, Viernes 28 de Diciembre de 2012 11:02   

15 de Diciembre, TIJUANA.­-  ¿Qué mejor noche para enamorar que una de invierno?, ¿Qué mejor recibimiento que una rosa?, ¿Qué mejor estrategia que una serenata? Emmanuel sabe que no hay nada mejor y lo usó esta noche a su favor para conquistarnos a todos en el Foro. Tal vez esta sea la crónica más dulzona y cursi que escriba, pero he de decirles que después de este concierto creo que Emmanuel es un tipazo y  que dejo enamorados con su carisma y sus canciones a todos y cada uno de los presentes. ¿Quieres saber cómo paso? Sigue leyendo…

Eran las 8:00 pm, hacía mucho frío, pero almenos había dejado de llover,  llegamos puntuales, esperando  tener una rueda de prensa, la gente llegaba  de manera fluida y lenta, no había filas. En el lobby, cubierto con alfombra roja, una edecan recibe a las personas entregándoles una rosa a las damas asistentes, mientras amablemente les guía a sus localidades. Adentro los asistentes pueden ir al bar o a un pequeño restaurante colocado al lado derecho del lobby. El tiempo corre a prisa y después de un café, de mucho  esperar  y de enterarnos de que la rueda de prensa se cancelaba, dan las 10:00 pm y al fin nos dan la entrada al stage, al parecer hay mucha prensa así que buscando un poco más de espacio, me coloco  del lado izquierdo del escenario.  Las personas adentro esperaban, el Foro ya estaba lleno, a toda su capacidad, calculo eran unos 3000 asistentes. Las personas frente al escenario, sentadas en sus mesas comían aun, ya que esos espacios estaban designados con cena, el resto esperaba algo impaciente, después de que algunos ya llevaran un par de horas en sus lugares.

Son las 10:30 pm y ya se ve algo de movimiento en el escenario, donde el staff acomoda los instrumentos y da los últimos detalles de afinación. Se prueba la iluminación, revisan los juegos pirotécnicos,  que por cierto,  nos advierten  están demasiado cerca de nosotros, por lo que habrá que ser muy cuidadosos de salir antes de la tercer canción que es cuando serían usados.  Son las 10:45  de la noche, cuando  en el escenario las luces  se encienden, los músicos entran a escena y unas percusiones comienzan a sonar. Con tres percusionistas  sobre el stage, el show a comenzado, por unos minutos solo son las percusiones las que se pueden escuchar. De pronto, el humo se hace un poco más denso y los acordes de “Corazón de melao” se escuchan definidamente. El público emocionado grita y en el centro del escenario aparece Emmanuel quien comienza a cantar, vestido con camisa color vino y un blazer negro con una flor roja en la solapa, a juego sus pantalones oscuros. Se mueve por el escenario,  se acerca al borde y comienza a bailar, tan fresco como si el tiempo no hubiera pasado, sin dejar de cantar, sin perder una sola nota de la canción.  Recibe una rosa de una fanática y saluda a otros con la mano mientras canta.

Sin dar pausa, la siguiente canción es “Pobre Diablo”, que emocionados todos cantan, nos avisan que es hora de abandonar el espacio designado, pues nos han contado el intro como una canción y amablemente nos indican la salida.  Ahora tendremos que seguir el concierto desde uno de los palcos. Emmanuel saluda y nos dice lo contento que esta de estar esta noche en Tijuana nos da la bienvenida y la música de la siguiente canción comienza a escucharse. Al parecer Emmanuel inicia con la artillería pesada, pues la siguiente canción es “Quiero dormir cansado” una clásica, de esas que uno esperaría tener que rogar por ella casi al final del concierto, pero no, generosamente es la tercera canción. El público muy complacido la canta a todo pulmón. Al igual que “Detenedla ya”.  Al término de ésta, la mencionada pirotecnia estalla con un zumbante y potente sonido.  Los fuegos artificiales surgen como chispas a los costados del escenario. Emmanuel  explica que la razón por la cual tiene esos fuegos artificiales estratégicamente colocados es por eso de que “Mija por qué quieres y a ver a ese cuate si canta re feo, y ella – ay yo quiero ir, yo quiero ir! -Pues yo no quiero!, total ahí vienen y entonces se está durmiendo no?,  pero  está con un oído abierto pensando – ay sí! yo canto más bonito!  Y riajale, bum! Jajaja… bueno, espero que sigan cantando, gracias! ”. Y  “ Bella Señora” se escucha de fondo,  poniéndole un poco de dinamismo a la noche,  seguida de  “la nueva”, una canción con toques de skanks en la guitarra, llamada “En otra vida”.

Al terminar felicita a Tijuana por el triunfo de los “Xolos” y saluda a Jacky Nava que está entre los asistentes, diciéndole  algunas palabras que expresan su admiración, al igual que a Erick “el terrible” Morales, quien al parecer le habían dicho asistiría, pero no se encontraba en el Foro  y después de una cómica conversación con una persona del público, quien explicaba de una manera no muy clara las razones por las que “El terrible” no había podido asistir, los acordes de “Este terco corazón” pusieron a todos a cantar de nuevo.  La que le sigue es una de las canciones más emblemáticas y emotivas, “Enséñame”, que comienza a sonar y a ser coreada por todos, cuando de pronto,  a media canción, se hace un silencio en la música y Emmanuel nos empieza a platicar como de un tiempo a la fecha, esta canción es muy especial para él. Recuerda que hace solo 3 días se ha celebrado el día de la Virgen de Guadalupe y nos platica como “Enséñame” paso de ser una canción romántica y bonita que hablaba del amor de pareja, a algo más profundo, pues ahora el motivo con el que la interpreta se refiera a el amor a Dios. Dicho esto, continúa con la canción, que ahora se vuelve aún más emotiva, más fuerte. Al terminar comienza a contarnos una historia, se detiene y observa que en las mesas hay un niño, platica con él un momento, resulta que se llama Diego y tiene 8 años, y esto sale a colación por la historia, en la que nos platica, como cuando era niño, se enamora de una niña y nunca se atreve a decirlo, es la historia de “Rey azul”, dicha muy a su manera, con su simpático estilo, y cantada aún mejor. Como podrán notarlo el público de Emmanuel es muy variado, vamos desde Diego de 8, pasando por jóvenes veinteañeros , a  adultos contemporáneos a su edad (56 años), así como algunos algo más grandes que él. Todos sin parar cantando,  “La vida caminaba sola” fue la que le siguió, para después continuar con “Sentirme vivo”, “Con olor a hierba”, “Ahora me voy”, una de las más cantadas:  “Todo se derrumbó dentro de mí”, “Insoportablemente bella”,  y cerrando con “Tu y yo”.  El escenario queda sin luz, la música se detiene. Emmanuel sale del stage, pero los músicos se quedan, y el grito a coro de “otra!, otra!” no se hace esperar, tras un par de minutos Emmanuel está de vuelta, ahora vestido todo de negro. Los acordes de “La chica de humo” ya se escuchan formando un pequeño popurrí  con “Toda la vida”, Emmanuel se mueve como si tuviera 20, nos deja asombrados con su agilidad sobre el escenario, creo que si lo hubiera visto en concierto  hace 15 años, lo vería  bailar con la misma energía de esta noche.  Y para cerrar con broche de oro “La séptima luna” es la elegida, se despide de nuevo mientras la música sigue sonando, nos desea Feliz Navidad y continúa con la canción. De repente una enorme luna llena aparece en la pantalla al centro del escenario, Emmanuel sube a un segundo nivel quedando su silueta dibujada a contraluz, sigue bailando, mientras solo los coros suenan al compás de la música. De pronto las luces se apagan, incluyendo la pantalla, pero es solo por unos segundos, Emmanuel ya no está sobre el escenario, sin embargo, su silueta sigue bailando al contraste con la luna llena, su silueta nos dice “adiós” con un ademan y se va con la luna, haciéndose cada vez más pequeña hasta desaparecer, solo entonces la canción acaba.  Sus 15  excelentes músicos siguen en escena, las luces vuelven a encenderse y las notas de “Santa Claus llegó a la ciudad” dando por concluida la velada.  Las luces del Foro  se encienden, y  tras una hora con 40 minutos de show, todos salimos del lugar,  conquistados y un poco más enamorados de la música de Emmanuel.


Share:Facebook!

 
Enterate sobre los anuncios de TjEventos