Tijuana Eventos

Mié06202018

Última actualización08:47:09

THE AOKI EXPERIENCE... EL HOMBRE FIESTA! Correo electrónico
Escrito por Laura Rodríguez, Miércoles 16 de Mayo de 2012 21:38   

Steve Aoki en el Alebrije Tijuana 26 de abril 2012Abril 26. Para describirles con exactitud la noche, debo confesarles que la adrenalina del concierto me duró hasta las 4:00 pm del día siguiente, a pesar de que sólo dormí un par de horas y me tuve que levantar muy temprano para ir a trabajar, la energía de ese jueves no me abandonó, no tenía idea de que al finalizar el día yo sería conversa a fan de Steve Aoki. Mi experiencia en conciertos de música electrónica me había dictado hasta el momento, que la fiesta la hace el público y la vibra que traiga esa noche, almenos en un 80%, pero después de este 26 de abril puedo decirles que esta perspectiva cambió totalmente. La noche era joven, llegamos a El Alebrije al filo de las 10 pm y ya estaba lleno, por todo el lugar podía observarse a la gente bailando y agitando tubos de colores flourescentes, las áreas VIP estaban hasta el tope y se veían meseros paseando botellas de MOËT con luces de bengalas encendidas pasar de aquí para allá. Nadie estaba sentado, todos bailaban, el DJ Alexiscs fue un buen opening, tenía a todo mundo al 100, brincando. En el escenario se desplegaban 3 pantallas, una gigante al centro y dos a los lados proyectando visuales, la disposición era peculiar, ya que abajo de él se encontraba la barra principal, y luego la barrera para el público, detenida con 4 bocinas enormes. La fiesta había comenzado y al cuarto para las 12 todos estabamos listos para recibir a Steve Aoki.

En el escenario una enorme "S "y una "A" se encendían en rojo a cada lado de la consola, había llegado la hora, era media noche y Steve estaba arriba, vestido con un pantalón negro y una playera roja de los "Xolos", con su  característico cabello largo lacio y su barba de candado, idéntico al dibujo en vectores de su flyer.  La gente grita emocionada, Aoki se acerca a su consola y ... no pasa nada!, al parecer algo andaba mal con el sonido, la gente comienza a abuchear a los encargados, pero Steve se lo toma con calma, saluda al público y hace un gesto con la mano como diciendo "esperenme tantito", el staff se moviliza, pero a Steve sólo le bastan un par de minutos para detectar el problema y resolverlo personalmente, lo cual es agradecido por todos con gritos y aplausos. El beat de Aoki comienza a sonar, rebotando en cada uno de los presentes, como si al tocarlos activara un botón ocasionando una marea de movimiento. Todos están brincando, ahora si, Wonderland oficialmente llegaba a Tijuana!.

La gente no dejaba de brincar y corear cada una de las canciones desde "WARP", "Wake up call", "Tornado" donde participa con Tiësto, quien tenía menos de una semana de haber vistado Tijuana, hasta darnos a probar su más reciente rola "Cudi the kid" donde colabora junto a Kid Cudi y Travis Barker, baterista de Blink 182. Antes de tocarla nos dice "This is a new song, I want to do a little test with you" (Esta es una nueva canción, me gustaría probarla con ustedes). Steve contagiaba a todos con su energía, brincaba en el escenario y nos invitaba a todos a imitarlo en nuestros lugares, era más que un DJ mezclando, era la energía que nos movía esa noche, después de un rato de bailar dejó el escenario para unirse a la fiesta que teníamos abajo, sacó una botella de champagne y comenzó el primer brindis compartido de la noche. Brincó a la barra, se acercó al público, abrió la botella y la roció sobre los más cercanos a la valla, tomándose el último trago, para después volver a subir y seguir con la fiesta. Al poco rato volvió a bajar a la barra, pero esta vez traía consigo una lancha inflable, caminó de un lado a otro y se detuvo en el lado izquierdo y comenzó a preguntar " quién?,quién?, tú? " una chica fue la elegida y la subió a navegar entre el mar de manos y cabezas, después subió a otra chica y a un chico más y volvió al escenario a seguir tocando. Tras un par de canciones llegó una sorpresa más, un pastel que decía DIM MAK, el nombre de su propio sello discográfico, bajando de nuevo a la barra volvió a preguntar y elegir entre el público, una vez elegida su "diana", Aoki arrojó el pastel sobre la cara de un chico que gritaba feliz por haber recibido el pastelazo de Steve. Para celebrar, un segundo brindis con champagne tuvo lugar en ese momento. La gente no podía estar más divertida, la música se metía dentro del cuerpo haciendo imposible quedarse quieto un instante, los baños de champagne, vodka, agua y hasta jugo, los paseos en lancha y los pastelazos, eran un boost de adrenalina para la fiesta en la que todos participabamos, Steve nos hacía sentirnos parte del show, nos hacía parte de la gran fiesta que es su música.

Así pues, tras 2 hrs de un buen party, buena música, energía, después de 3 pasteles, 2 botellas de champagne, una de vodka, un cubo grande y 3 botellas con agua, 3 jugos y mucha diversión, Aoki se despidió de Tijuana, dejándonos pegajosos, embarrados de betún, mojados, medio alcoholizados, pero con mucha adrenalina y muy satisfechos de tanto bailar esa noche. Qué se repita!... y que sea pronto! Steve está cordialmente invitado a partysear en TJ cuantas veces quiera!



Fotos: Laura Rodríguez e Isaac Hernández


Share:Facebook!

Última actualización el Viernes 25 de Mayo de 2012 13:08
 
Enterate sobre los anuncios de TjEventos